Caja de Herramientas

Trabajo de Parto y Parto

Conjunto de acciones que ofrece el equipo de salud con el propósito de brindar a la gestante una experiencia positiva del nacimiento de un recién nacido vivo y saludable así como prevenir la morbimortalidad relacionada con las alteraciones del nacimiento y el puerperio.

Las acciones de esta atención comprenden, como mínimo: consulta médica de ingreso, vigilancia y acompañamiento durante las fases latente y activa, atención del nacimiento del feto y la placenta (alumbramiento) y manejo del puerperio inmediato. En otras palabras, es el acompañamiento y atención durante los tres (3) periodos del parto:

  • Periodo 1: Dilatación
  • Periodo 2: Expulsivo
  • Periodo 3: Alumbramiento

La prestación del servicio de atención del parto debe tomar en cuenta las expectativas y necesidades físicas, emocionales y culturales de la gestante además de los riesgos propios de los procedimientos. En particular, debe garantizar que la mujer pueda tomar decisiones informadas y recibir apoyo emocional y práctico por parte de su acompañante y de un equipo de salud amable y sensible que brinde seguridad y competencia tecnológica22.

 

Periodo 1- Dilatación

Periodo caracterizado por actividad uterina (contracciones) que produce borramiento (adelgazamiento) y dilatación (apertura) del cuello uterino y descenso del feto a través de la pelvis ósea materna.

Este periodo se divide en dos fases:

  • FASE LATENTE: actividad uterina irregular, con baja frecuencia(< 3 x 10 min), duración (< 35 segundos) e intensidad con dilatación cervical menor a 3 cm. Suele ser una fase más prolongada en las nulíparas que en las multíparas y en promedio dura entre 18 y 24 horas.
  • FASE ACTIVA: actividad uterina regular y dilatación cervical igual o mayor a 3 cm que aumentará hasta 10 cm para permitir el descenso del feto. Se diferencian tres fases: aceleración (hasta los 4 cm), máxima velocidad (hasta 9 cm) y desaceleración (hasta 10 cm).

Aunque puede ser necesario hospitalizar a una gestante en fase latente del parto por sus condiciones de accesibilidad, se recomienda, siempre y cuando las membranas amnióticas estén integras y no haya otros signos de patología, favorecer la deambulación y no iniciar intervenciones (por ejemplo, canalización venosa) sino hasta cuando esté claramente en fase activa.

 

Periodo 2- Expulsivo

Periodo que corresponde al descenso del feto por el canal del parto. Inicia una vez el cérvix ha dilatado a 10 cm y termina con el nacimiento.

Durante este periodo, el feto realiza una serie de movimientos (“movimientos cardinales”) para recorrer los diferentes diámetros de la pelvis ósea materna. En la tabla se presentan los movimientos cardinales según la presentación fetal.

 

Movimientos cardinales en presentación cefálica

 

Periodo 3- Alumbramiento

Periodo caracterizado por la expulsión de la placenta, cordón y membranas ovulares. Inicia inmediatamente es expulsado el feto, cuando el útero disminuye de volumen y se reduce el área de inserción placentaria. El coágulo retroplacentario que se forma establece un plano de clivaje para que la placenta termine de desprenderse.

La placenta puede ser expulsada mediante uno de los siguientes mecanismos:

  • Schultze: el desprendimiento se inicia en el centro de la placenta y la expulsión ocurre por la superficie fetal (paraguas invertido). Se presenta en el 80-90% de los partos
  • Duncan: el desprendimiento se inicia en el borde de la placenta y la expulsión ocurre por la superficie materna. Se presenta en el 10- 20% de los partos

El alumbramiento puede ser espontáneo, dirigido (uso de oxitócicos) o manual. La recomendación actual es el alumbramiento dirigido o “tercer periodo activo” para disminuir la cantidad de pérdida sanguínea y el riesgo de hemorragia postparto.

Siempre se debe examinar la placenta y las membranas para confirmar que están completas y no hay riesgo de retención de tejido en el útero materno.

 

 

Examen de la placenta

Con el fin de garantizar que posterior al nacimiento del recién nacido no queden restos ovulares en el útero que impidan su adecuada contracción y generen una hemorragia post parto, es importante realizar y registrar en la historia clínica los siguientes pasos:


 Continuar a: Según momento

22. Downe, S., Finlayson, K., Oladapo, O., Bonet, M., & Gülmezoglu, A. M. (2018). What matters to women during childbirth: A systematic qualitative review. PLOS ONE, 13(4), e0194906. Disponible en: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0194906

 

 

 

logo blanco

Contáctenos

Sinergias

Somos una ONG interdisciplinaria que desde 2011 apoya el desarrollo integral de la sociedad colombiana desde la salud, impulsando políticas públicas y fortaleciendo capacidades técnicas y administrativas a nivel nacional, regional y local.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…