¿Cómo se mejora la calidad de la atención a mujeres embarazadas, niños y niñas desde las entidades locales de salud?

May 23 2016

Sinergias, Alianzas Estratégicas para la Salud y el Desarrollo Social, ejecutó de 2012 a 2015, de la mano de Unicef, la Agencia Presidencial de Cooperación de Colombia y el programa MSD para madres de Merck, un proyecto para mejorar la calidad de la atención a mujeres embarazadas y recién nacidos en el que se beneficiaron 36 municipios en 4 departamentos del país, (Bolívar, Cauca, Córdoba y La Guajira).

La organización desarrolló una metodología especial que en 36 meses obtuvo resultados favorables en la mayoría de las entidades territoriales en las que se llevó a cabo el proyecto. Utilizando un enfoque sistémico, trabajaron de la mano de las secretarías de salud para identificar las necesidades maternoinfantiles y así realizar planes de mejoramiento con altos estándares de calidad. Para ello Sinergias realizó evaluaciones periódicas de los servicios de atención prenatal, parto, crecimiento y desarrollo; además capacitó a personal asistencial y administrativo en las deficiencias más graves que se encontraron.

En 36 meses lograron revisar 19.460 historias clínicas, capacitar 6.837 profesionales y realizar 637 asistencias técnicas. La experiencia fue un éxito debido a la flexibilidad del modelo que utilizó Sinergias en el proyecto.

“Nosotros entendimos que cada territorio tiene sus particularidades, no solo en lo relacionado con el entorno sociocultural, económico, demográfico y epidemiológico, sino en la manera de actuar y concebir los problemas de las personas que trabajan en las entidades de salud”, dice Pablo Montoya director de Sinergias.

El proyecto se compuso de tres fases: la primera enfocó el trabajo al desarrollo de procesos a nivel municipal; la segunda, dirigió las acciones al fortalecimiento de la atención materno-infantil en las instituciones y la tercera tuvo que ver con la implementación de la estrategia en otros municipios priorizados por las direcciones territoriales de salud.

Los resultados variaron por años, pero resalta el hecho de que en 2014 las entidades territoriales desarrollaran 19 de las 23 actividades destinadas a fortalecer la prestación de servicios para gestantes; además también se registraron cambios favorables en la atención de crecimiento y desarrollo de niños y niñas, impactando de manera positiva en la calidad.

El proyecto es una evidencia más de que el enfoque sistémico desde el que trabaja Sinergias puede incidir positivamente en la calidad de la atención en salud materno-infantil. “Articular a los actores del Sistema General de Seguridad Social en Salud para que trabajaran juntos y se responsabilizaran y trabajaran en conjunto, centrando sus acciones en lograr una atención oportuna y de calidad para madres, niños  y niñas fue una gran satisfacción para Sinergias”, agrega Montoya.